Miércoles, 21 Febrero 2018 07:56

5 beneficios desconocidos de montar en ‘bici’

 Sem3Feb-Dia2-2_RuedaSeguro_20180220.png

Cuando alguien monta bicicleta durante varias horas recorriendo varios kilómetros en ella, al bajarse se produce una explosión en el pecho. El corazón bombea con más velocidad y las piernas nos recuerdan que están agotadas, que necesitan un breve receso.

Ese bombeo acelerado del corazón es el beneficio más obvio y estudiado de montar en bicicleta, tanto así que en los gimnasios tradicionales hay bicicletas estáticas para simular recorridos, elevar las pulsaciones y toda la actividad cardíaca. Pero ese no es el único beneficio que tiene montar en bici. Existen otros, ¡muchos!, y acá te contamos 5 que son desconocidos para que de una vez por todas dejes las excusas, ¡y empieces a rodar!  

 

  1. Desaparecen los dolores de espalda

Si montar bicicleta te produce dolores de espalda, algo estás haciendo mal. Cuando la postura es la ideal al montar, con el torso del cuerpo levemente inclinado adelante, los músculos de la espalda se encuentran bajo tensión y se verán obligados a estabilizar el cuerpo. La mayoría de los dolores lumbares se producen por la inactividad y el sedentarismo, pues se reduce la nutrición de los discos y estos se van degenerando.

El ejercicio hace que la musculatura se active y hace que se fortalezcan, ayudando a la resistencia de los impactos. La zona lumbar será la mayor beneficiada de tu decisión de montar en bici, pues el constante movimiento de las piernas fortalece esta zona y evita la aparición de hernias.

 

  1. Adiós a las infecciones y bienvenida la protección contra el cáncer

Un gran beneficiado de montar en bici es el sistema inmunológico, pues los glóbulos blancos del cuerpo se activan y movilizan gracias al pedaleo. Su trabajo es más eficiente para combatir las infecciones del cuerpo y las células cancerígenas.

Según el doctor Ingo Froböse, este es uno de los grandes beneficios de montar en bici. Por eso recomienda a muchos pacientes con cáncer o SIDA que utilicen la cicla como medio de transporte. Eso le recuerda a las células que deben hacer su trabajo para defender el cuerpo.

  1. Mejora la concentración

¿Cuántas veces resultaste en el suelo en el proceso de aprender a montar en bici? ¡Muchas! Quizás aún tienes cicatrices de aquellos días. Y ni hablar de las heridas que te han dejado las aventuras que has emprendido con tu compañera de ruta. ¡Pues bien!, montar en bici requiere de una alta concentración, pues hay que sincronizar músculos y articulaciones para poner en marcha la cicla. Por eso montar regularmente en bicicleta ayuda con nuestra concentración.

  1. Sensación de libertad

Salir, montar en bici, sentir el aire en la cara, el sol en los brazos, la adrenalina en el pedalazo… ¡Ser libres!  Sin lugar a dudas salir a montar en bici nos despeja la mente y nos desconecta un momento de la realidad, nos deja respirar. La sensación de libertad es única.

  1. Potencia la creatividad

La velocidad que podemos desarrollar en una bicicleta es perfecta para observar los paisajes, la perfección de la naturaleza y la escala de colores que nos provee el día y la noche. Cuando vas en bici ves un montón de escenas inimaginables que quedan guardadas en nuestro inconsciente y que, casi de manera orgánica, potencian nuestra creatividad.

No hay excusas, montar en bici es una elección perfecta. ¡Únete a esta pasión!

ir a arriba