Viernes, 13 Abril 2018 17:18

El ciclista en la vía y en la vida

CiclistasenlaviayvidaRuedaSeguro.png

En el ecosistema del tráfico de una ciudad, el actor más vulnerable de todos es el ciclista. ¿De qué sirve encender las luces altas cuando estás de frente a uno? ¿Qué esperas que haga un ciclista cuando le pitas a una corta distancia? Está bien, lo ciclistas tienen un grado de responsabilidad y deben seguir unas normas que no sólo los protegen, también aportan al perfecto funcionamiento del ecosistema, pero su posición en el eslabón le exige a los demás participantes un mayor grado de responsabilidad.

En esa línea, consideramos importante estos cuatro puntos que, si se tienen en cuenta, protegerán la vida de muchos ciclistas:  

Ellos no tienen parachoques

Colombia terminó 2016 con 589 ciclistas muertos y más de 4.500 accidentes que involucran ciclistas, según la revista Forensis, del Instituto de Medicina Legal y hasta agosto de 2017 ya iban 224 muertes registradas.

Estas cifras son preocupantes, pues son evitables y dependen exclusivamente del comportamiento de cada uno de los usuarios de las vías. Los ciclistas no tienen mayor protección, no tienen el chasis de un carro que los proteja ante ciertos golpes que pueden resultar letales. Si entendemos esto, que es básico, salvaremos vida.

Dos metros por la vida

Respetar la distancia lateral es tan importante como respetar la distancia con el vehículo que va adelante, pues esto es en última instancia lo que realmente nos protege de algún accidente, nos da un margen de maniobrabilidad.

Según la Revista Motor, el tiempo de reacción de un conductor es de dos segundos; por eso te recomendamos que cada vez que te encuentres un ciclista en la vía, como mínimo tengas dos metros de distancia lateral. De esta manera tanto tú como el ciclista tienen tiempo y espacio para reaccionar en caso de algún percance.  

5 segundos por la seguridad

Los ciclistas no tienen espejo retrovisor y tienen toda su concentración en el camino que están pedaleando, a una velocidad constante y no muy alta. Si vas en un auto te recomendamos bajar la velocidad para que el golpe del aire no desestabilice o asuste al corredor.

Esa simple acción, que toma sólo 5 segundos, puede salvar vidas. Recuerda que llevas la ventaja, que tu auto puede obtener mayor velocidad y tu espacio para circular es más amplio. Son sólo 5 segundos que, con seguridad, salvarán vidas.

Puede ser tu familia la que esté montando

¡Toda vida es sagrada! Esta es una premisa vital para salir todos los días a la vía, sea en tu auto, en bici o moto. Todos ocupamos varios roles a lo largo de la vida y esperamos llegar cada noche a casa sanos y a salvo, lo mismo esperamos con nuestros familiares y amigos.

Sabemos que es difícil conservar la paciencia mientras estamos conduciendo, pero no es imposible, es casi una obligación porque en otro momento serán los otros los que tendrán esa paciencia con nosotros o uno de los nuestros. Es un deber de todos: conductores, ciclistas y peatones.

Modificado por última vez en Lunes, 16 Abril 2018 16:11
ir a arriba