Lunes, 30 Abril 2018 11:50

Si piensas rodar por el continente

Rueda-seguro-viaje-blog.png

Si piensas rodar por el continente, estos 3 aspectos son indispensables

¡La bicicleta!

El centro de toda esta aventura es la bicicleta. Por eso, antes de tomar cualquier decisión, es necesario adquirir un vehículo de dos ruedas con el que nos sintamos cómodos, pero que a la vez sea seguro, sencillo y resistente. Nuestro cuerpo acumulará muchos kilómetros, pero nuestra compañera de viaje, la bici, también los llevará encima.

Lo más fácil es salir a comprar una bicicleta costosa y con muchas utilidades, pero la recomendación de algunos viajeros es que, si bien debe ser de una buena marca, también debe ser lo más sencilla posible, pues con toda seguridad necesitarás repararla en el camino y entre más sencilla más fáciles de hallar serán los repuestos.

Ahora bien, en el equipaje inicial es necesario empacar un kit de repuestos que serán la primera línea de defensa en caso de cualquier eventualidad. Ese es uno de los consejos de Elkin Sulvará, quien pedaleó desde Bogotá hasta Montevideo, Uruguay:  

“Hay que llevar repuestos, como pastillas de frenos, radios para las llantas, dos neumáticos, una llave multifuncional y grasa para la cadena, además del kit para despinchar y una bomba de aire. La bici es un medio de transporte extremadamente noble: no necesita demasiado mantenimiento y su mecánica es básica”

¡La ropa!

Parece un detalle menor, pero no lo es. La ropa es fundamental para cualquier cicloviajero, pues la ruta depara diversos climas y debemos estar preparados. “Lo importante es vestirse como una “cebolla”: a medida que vas teniendo calor te vas quitando prendas”, dice el portal viajandosinpapelhigienico.com, y sin duda alguna tienen razón.

Como en cualquier viaje, elegir el equipaje es fundamental y siempre será un decisión complicada. Para esto, Elkin recomienda:

“Dos camisetas transpirables, dos de algodón, tres piezas de ropa interior, un pantalón convertible, unas bermudas, un par de tenis, un par de zapatos para ciclismo, una chaqueta para lluvia, otra de alta montaña, guantes para bici y para el frío, dos lycras para ciclismo (larga y corta), un casco, una linterna frontal”

¡Está bien!, solucionado el tema de la ropa. ¿Estorbarán unas gafas de sol, bloqueador y crema humectante? No. Esta serie de artículos son vitales para llegar a buen puerto.

¡Tecnología!

Seguramente hemos visto a muchos de nuestros compañeros confiarle la ruta al GPS del teléfono celular, así sea una que ya conocen, pues la tecnología no sólo nos dice por dónde debemos ir, sino que nos marca la ruta más rápida y segura.

Así como poco a poco se va convirtiendo en un aliado imprescindible en las ciudades, más importante es para un viaje a lo largo del continente, pues la ruta que emprendemos es desconocida y la tecnología nos ayuda a no desviarnos del camino.

En la planeación de la ruta no sobra visitar Google Earth, por ejemplo, para mirar la altimetría de algunos tramos y poder planear mejor el número de kilómetros por día y así no tener un desgaste que afecte nuestra salud.

Recomendaciones varias:

Los viajes todos traen aventuras y siempre se presentarán situaciones que no teníamos previstas, por eso es muy importante tener un buen kit de primeros auxilios, de camping, un presupuesto para emergencias y una planeación exhaustivas de los lugares a los que vamos a llegar. Por supuesto, no sobra un chaleco reflectivo para nuestra seguridad y tener los ojos bien abiertos para disfrutar del paisaje.

Si estás listo, ¡buen viaje! Esperamos que nos cuentes tu experiencia.  

Modificado por última vez en Lunes, 30 Abril 2018 12:00
ir a arriba