Jueves, 10 Mayo 2018 15:32

Vive la ciclovía con tranquilidad

Podría decirse que la bicicleta ha acompañado el desarrollo del país en los últimos 50 años, y que su rol en la historia ha sido en su justa medida tan importante como el del caballo, la locomotora y el vehículo.

La bicicleta, por ejemplo, ha sido compañera fiel en la niñez y la adolescencia, testigo de primera mano de esa transición, de amores inocentes, de partidos memorables, de nutridas horas de estudio. La bici ha sido, en esencia, parte fundamental de nuestras vidas.

¡Tener una bici es quizás el primer sueño de todo niño!

Y ese amor dura toda la vida. Ese goce, el placer de sentir el viento sobre el rostro, nos sigue llamando la atención cuando vamos llegando a la edad adulta y tratamos de transmitir a nuestros hijos el amor por las dos ruedas. Y ahí la historia se repite, con ellos, el primer amor, los primeros besos, las primeras aventuras…

No en vano, cada domingo vemos a padres e hijos rodar por la ciclovía de la ciudad alimentando esa pasión y viviendo momentos que serán inolvidables para cada uno.

En Medellín, las ciclovías comenzaron en 1986 sobre la Avenida Oriental, por la fuerza de los habitantes que exigían un espacio para darle rienda a su pasión. Luego, en el año 2000, pasó a la Avenida del Río y desde entonces el sol y la lluvia han sido testigos de múltiples escenas que tienen como protagonista a la bicicleta.

En Rueda Seguro te damos algunas recomendaciones para disfrutar mejor de estos espacios que nos brinda la ciudad

  1. Respetar la ciclovía. Puedes tener la tentación de salir a vías alternas donde circulan vehículos y esto puede ocasionar accidentes. Ten en cuenta que la ciudad hace un esfuerzo por habilitar una vía principal, que conecta al Valle del Aburrá, para el disfrute de las bicicletas; es justo aprovechar el trazado y no generar situaciones de riesgo.
  2. Antes de salir de su casa revise los frenos. Su seguridad y la de los demás dependen de eso. Revisar el estado de las llantas es muy importante, una llanta desinflada hará que moverse sea mucho más difícil.
  3. Es más seguro si vas solo en tu bicicleta. Esto facilita la maniobrabilidad. Las ciclovías son espacios de uso masivo y es necesario respetar unas normas de convivencia y en este sentido es importante tener el mayor control posible de nuestra cicla. Ahora, si tu bici está adaptada para llevar a tus hijos menores o para dos o más personas, está bien.
  4. Pilas con la hidratación. Cuando vemos las carreras de ciclismo son muy evidentes los tarritos que llevan la hidratación de los ciclistas, si para ellos es importante, para nosotros más, pues no tenemos la preparación para soportar recorridos largos. La hidratación es fundamental para salir a montar en bici.
  5. Rodar en grupo es mucho más divertido. Convoca a tus amigos y familia para disfrutar de este espacio. Si vas con menores no los pierdas nunca de vista para evitar inconvenientes posteriores.

Por último, recuerda que así vayas en bici en plan de domingo, es necesario llevar la documentación personal, pues en caso de accidente la vas a necesitar o si las autoridades la solicitan.

¡Disfruta de estos días y colecciona momentos inolvidables al lado de tu bici!

ir a arriba