Martes, 17 Julio 2018 12:50

Un Tour de Francia con olor a Café

Para los aficionados al ciclismo empezó la competencia más esperada del calendario internacional. La más elegante de las tres grandes vueltas: el Tour de Francia. Y como nunca antes en su historia, un colombiano podría hacer historia ganando por primera vez.

“¿El drama nace solo, del azar, accidental, súbito, o es el producto del deseo de venganza, de la mala fe, del anhelo de dolor, de una mala conjunción astral? En el Tour y en la vida la respuesta la tienen los poetas”, escribió el cronista español Carlos Arribas para referirse a la dureza del Tour de Francia, que desde el inicio, desde su primera semana, comienza a dar sorpresas y marcar la general.

En ese duro transitar de tres semanas un puñado de colombianos van con la ilusión de salir victoriosos, de llegar con la gloria a los Campos Elíseos y escuchar el himno de Colombia y así cambiar la melodía de los últimos cuatro años donde ha dominado el británico Chris Froome.

Muy cerca ha estado Nairo Quintana, que ha sido dos veces subcampeón, y Rigoberto Urán, que ocupó ese lugar el año pasado. Los dos van con equipos bien conformados, con gregarios dispuestos a jugarse el pellejo por ellos. Son dos capos de escuadra de mucho respeto en el pelotón. Froome llega tocado, con el esfuerzo del Giro de Italia en sus piernas, y eso le tendrá que pasar factura en algún momento.

Aunque como el gran ciclista belga Eddy Merckx dice: “los ciclistas viven con dolor. Si no pueden controlarlo no ganarán nada”.

La ventaja para Colombia en esta nueva edición del Tour es que no sólo disputará la montaña con dos grandes corredores como Nairo y Rigo; también lo hará en el terreno llano con el sprint revelación, Fernando Gaviria, que terminó el año pasado como el ciclista con más victorias durante la temporada en carreras del World Tour, 14 en total, por encima de nombres como Sagan o Greipel.

El reto de Gaviria es llegar a París, correr las tres semanas y disputar ese último sprinter. Ya ganó la primera etapa y es el segundo colombiano en vestirse con la camiseta amarilla, después de Víctor Hugo Peña.  

Es este pues el Tour más favorable para el ciclismo colombiano, tiene los hombres para hacerlo y es el momento de ponerle un toque de café a la más glamurosa de todas las vueltas; así lo reconoce la prensa especializada:

 

“Con o sin Froome, Quintana es el máximo aspirante, pues no en vano es el segundo pedalista de mayor entidad en este pelotón. Finalmente, el “keniata” será de la partida y es prácticamente imposible que no acuse la fatiga del Giro. Porque el doblete en cuestión es mucho más complejo que el que incluye la Vuelta. Fresco a todo nivel, maduro, hambriento y con una tendencia a correr como en sus años mozos, Nairo Quintana está frente a una ocasión inmejorable. Quizás no tanto por el recorrido, ya que los tuvo más favorables antes, pero sí en lo que a su humanidad y la de los contrincantes refiere”, dice el portal www.ciclismointernacional.com.

ir a arriba