Viernes, 10 Agosto 2018 09:55

¿Cómo recuperar las piernas después de rodar?

rueda-seguro-recuperar-piernas.png

Cuando salimos a rodar en bici nuestras piernas quedan maltratadas, exhaustas, porque son las extremidades del cuerpo que más exigimos y llevamos al límite. Es el precio que pagamos para lograr los beneficios que se derivan de esta actividad deportiva, como la quema de calorías, el mejoramiento de nuestra actividad cardiovascular, cerebrovascular, de la posición de la espalda, el fortalecimiento de las rodillas, etc.

Como los beneficios valen la pena, hay que dejar de lado los lamentos y pensar en recuperar las piernas para la siguiente jornada. Por eso en Rueda Seguro te damos 4 consejos para dejar los músculos a punto para una nueva rodada:

  1. La alimentación es clave / En cualquier actividad física la alimentación juega un papel fundamental. Si bien los masajes funcionan, así como otro tipo de terapias, los músculos necesitan nutrientes que ayuden en la recuperación. Las proteínas son el alimento indicado para reparar esa ruptura. Para que la regeneración sea rápida necesitamos proteínas de rápida absorción como el pollo, el atún o el huevo.
  2. Utilizar prendas de comprensión / Según Andy Chatterton, gerente de Compressport, la utilización de este tipo de prendas reduce en un 31 % la vibración mientras rodamos y reduce la fatiga muscular y los desgarros en un 42 %; además, con estas prendas mejoramos la circulación sanguínea en un 15 %, otro 15 % en la oxigenación de la sangre, y eliminamos las toxinas en un 13 %.
  3. Estiramiento / Aceptémoslo. Desde el colegio el profesor de Educación Física o Deportes insistió en el estiramiento antes y después de cualquier actividad física y más de los músculos que más vamos a utilizar. ¡Es real! El estiramiento juega un papel fundamental en la recuperación, pero es un proceso que debe comenzar antes de iniciar el recorrido. Los estiramientos activan la circulación y garantizan que esos nutrientes que necesitamos se absorban de manera ideal.
  4. El agua fría / ¿Has visto las fotografías de los jugadores de la Selección Colombia en piscinas llenas de hielo? Pues bien, el agua fría ayuda en la recuperación de los músculos. La clave está en sumergir las piernas en el agua, no remojarlas o echarse el agua encima, se deben sumergir las piernas y dejarlas allí entre 5 y 10 minutos. Esto ayuda a eliminar el ácido láctico y reducir la inflamación.

Sabemos que hay rutas difíciles y que requieren de un buen estado físico, pero éste sólo es posible entrenando a fondo. Para lograrlo es necesario tener unas piernas en buen estado.

ir a arriba